La coordinación multidisciplinar como piedra angular en el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad. Esta fue la idea principal sobre la que giró el curso ‘Linfedema: visión y tratamiento multifuncional’, la última acción formativa de Asoan desarrollada el pasado 23 de noviembre en la Cámara de Comercio de Málaga, y que contó con la presencia de 22 profesionales del sector ortoprotésico andaluz.

Estructurado en un total de tres ponencias, este curso sirvió como punto de encuentro y de debate entre profesionales implicados directamente en el tratamiento y rehabilitación de los pacientes diagnosticados con esta patología, ocasionada por la acumulación anormal de líquido de tejido blando debido a una obstrucción en el sistema linfático, y que afecta en nuestro país a un millón de personas.

La primera de la ponencias, titulada ‘El Linfedema desde la visión del cirujano’, fue guiada por Alejandro Rodríguez Morata, jefe del Servicio de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirón de Málaga, que insistió en la “importancia de realizar una labor de coordinación con los profesionales ortoprotésicos que tratarán a los pacientes una vez que han pasado por nuestras manos”. En este sentido, Rodríguez Morata destacó que este tipo de experiencias formativas “nos sirven para poner cara y conocer a los profesionales de este sector, que mantienen en todo momento un interés encomiable por seguir formándose en los avances clínicos centrados en la recuperación de los pacientes de cualquier patología en la que se ven implicados”.

Por su parte, María Narváez de Linares, fisioterapeuta de la Asociación Española contra el Cáncer, profundizó en los nuevos tratamientos y técnicas de rehabilitación centrados en esta dolencia. Una recuperación, añadió, que debe darse a través de “un abordaje completo de esta enfermedad, porque solo un profesional, de forma aislada, no va a poder mejorar ese linfedema. No concibo, por ejemplo, el drenaje sin una compresión posterior óptima que hará más efectivo mi trabajo”. En último extremo, Narváez de Linares destacó que este tipo de jornadas “sirven para concienciarnos de la necesidad de un tratamiento multifocal de esta dolencia, para que el paciente cuente con un número de herramientas suficiente durante su proceso de recuperación, ya que todas suman y las unas sin las otras no tienen sentido”.

En último extremo, María del Mar Sáez Plaza, delegada Medi Bayreuth España, centró su intervención en la terapia y el tratamiento compresivo aplicadas en esta enfermedad. Una ponencia, eminentemente práctica, en la que se detallaron las claves de la elección del producto ortoprotésico adecuado a las necesidades de cada paciente.

X